Archivo mensual: julio 2013

Ingenio, originalidad y creatividad

A veces el tiempo marca mucho entre lo que uno quiere hacer y lo que uno puede hacer en sus redes Social Media, pero eso nunca debe ser impedimento para que se pueda diseñar una estrategia definida y no solo escupir una amalgama de tópicos y publicaciones de relleno para “aparentar” actividad, pero no para “ser” una auténtica referencia de quien te sigue o de quien es tu potencial cliente.

Por eso el ingenio, la originalidad y la creatividad son unos valores en alza en Social Media, siempre lo han sido en publicidad y marketing, y el uso de las redes sociales como soporte de interactividad con el seguidor no deja de ser otra forma de publicidad, más interesante en cuanto a valor, pero no menos importante que el mensaje publicitario tradicional, o al menos no en ese fondo de querer “vender” algo a quien mira.

Pero ojo con querer ser el más original del lugar, o puedes acabar enterrado en tus propios delirios de grandeza, como ya comenté en esta entrada. El sentido común va por encima de todo. Primero piensa, sé coherente y luego ya empieza a jugar de manera creativa con los elementos establecidos. Nunca intentes dar giros de 360º porque eso no funciona, solo confunde, y para el seguidor de tu marca solo puede ser una tortura y un desengaño.

Einstein lo sabía

Así que teniendo muy presente que el exceso se puede volver en tu contra, el uso de la creatividad bien medida no solo es interesante, sino que es una herramienta fundamental si quieres diferenciarte de los demás. Ahí fuera hay muchos que hacen las cosas bien y muchos que las hacen mejor que tú. ¿Qué puedes ofrecer al seguidor para que diga “esta marca me gusta, hace las cosas bien y además tiene cosas diferentes y atractivas”? No es fácil, no hay fórmulas mágicas (si no, de qué iba a estar yo aquí escribiendo esto xD) y todo depende de la capacidad de uno mismo o, en su defecto, de saber rodearse del equipo necesario para que la capacidad colectiva sea más fuerte y cumpla el objetivo.

Ingenio, la capacidad de sorprender

Ser ingenioso es un valor al alcance de unos pocos, pero no te desanimes, todos podemos serlo si sabemos exprimir bien nuestras capacidades. La línea que separa el ingenio de “oye, qué ingenioso, ¡bravo!” y “este tío es tonto” es muy fina, cuidado. Es bueno pensar bien una idea y no lanzarla a los 5 minutos porque te parece muy graciosa e innovadora. El ingenio se cuece a fuego lento: Una idea que te parece genial al momento puede parecerte la mayor estupidez y metedura de pata de la historia pasadas tan solo unas horas. Así que investiga si tu idea se ha utilizado ya, busca la reacción de gente cercana antes de lanzarla a las redes sociales y ten la suficiente paciencia para esperar, olvidarte, y unas horas después volver a revisarla y comprobar si te causa el mismo impacto que cuando la ideaste.

Originalidad, lo que nadie ha hecho antes… o casi

Todo está inventado. No es una frase hecha, es que es así. La originalidad básicamente consiste en recopilar ideas que te parecen buenas y juntarlas, transformarlas o moldearlas hasta que salga algo poco visto y atractivo para el seguidor. Todos llevamos un bagaje vital en nuestra cabeza plagada de ideas de otros. Úsalo para ser original, pero no te obsesiones con dar vueltas y vueltas a ideas buenas de otros. La originalidad, como el dinero, solo es bueno cuando se tiene.

Creatividad, la madre del cordero

El ingenio y la originalidad son los chispazos, los resortes que deben dar inicio a la maquinaria de la creatividad en su máxima extensión. Crear es fantástico para los que nos gusta (lo que no quita que nos equivoquemos mucho, el crear no es sinónimo de “bueno”, solo es crear, aunque como todo, es bueno tener ya la iniciativa de dar un primer paso) y puede ser una tortura para alguien metódico y poco acostumbrado a salirse de los caminos marcados. Pero es un mundo maravilloso, un mundo que te abre las puertas de marcar la diferencia respecto al resto, de crear la tan ansiada “marca personal” o como quieras llamarlo.

Creatividad es proponer nuevas formas de comunicación con el seguidor, cliente, usuario. Creatividad es esa publicación de Facebook ante la que se para alguien, sonríe y tiene el irrefrenable impulso de compartirlo, de decirle al amigo o incluso al de al lado “mira esto”. Creatividad es ese tweet diferente en medio de la monotonía que te hace ir al perfil de quien lo ha escrito. Creatividad es, en definitiva, el contenido de valor potencialmente viral, potencialmente interesante, potencialmente único, el que asoma la cabeza por encima del resto.

Por eso es bueno crear, una vez que se conocen todas las herramientas disponibles y se sabe lo que se debe hacer de una forma más metódica. Y eso será, al final, lo que te haga distinto, lo que te haga sumar, lo que cree tu marca personal y por lo que no tendrás tú que buscar al seguidor, sino que el seguidor te buscará a ti.

 

Álvaro López @alvarolopez0101 —Estudiando Community Management en Aula CM

Autor del blog Generación GHIBLI

 

¡Escríbeme! alvarolm85@gmail.com


Audiovisuales y redes sociales, ¿combinación ganadora?

Uno nunca sabe a lo que va a terminar dedicándose, algunos incluso no sabrían decir si tienen vocación, lo cual no es ni bueno ni malo, solo que cada persona desarrolla sus propios intereses de diferentes formas. En mi caso siempre, desde pequeño, me interesó el mundo audiovisual y, más concretamente, la comunicación y los diferentes modos en que los mensajes llegaban a la gente. Recuerdo que con apenas 11 ó 12 años ya me interesaba consultar y analizar las audiencias televisivas, un interés que fui alimentando cada día y que de forma natural me hizo aprender mucho sobre los gustos de la gente y sus tendencias a lo largo del tiempo. En mi adolescencia, nombres como Sofres AM, EGM, el share, el rating, la audimetría, las franjas horarias, el prime-time, el late night, el minuto de oro, el box office y demás terminología sobre empresas y mediciones de audiencia o taquilla eran habituales.

Cuando eso te acompaña en tu vida y se prolonga durante tantos años, un poco de forma inconsciente cuando eres más pequeño, pero más consciente según pasa el tiempo y profundizas en ello, se vuelve algo aprendido pero instintivo, se desarrolla una intuición basada en la experiencia que te acerca mucho a lo que puede gustar a la gente y a lo que no. Precisamente porque a lo largo de los años ya has visto muchas veces qué cosas han funcionado y en qué tipo de personas, en qué momento concreto y, a veces, hasta por qué lo ha hecho.

Nadie te da un título por saber eso aprendido de una forma que no deja de ser una afición (rara, pero afición al fin y al cabo), pero es un bagaje y un conocimiento que ya llevas contigo.

Yo siempre enfoqué esa vocación a lo que más relación tenía: El mundo audiovisual. Y me gustaba, porque si además mi otra gran pasión es imaginar y escribir historias, pues probablemente mi vocación definitiva era ser guionista (es decir, ser un muerto de hambre xD). Sin embargo al entrar a estudiar en el mundo audiovisual y encontrarme con los entresijos de la profesión, me dí cuenta que no era tanto lo mío. Es decir, el estar enfocado a ser un técnico no era precisamente mi idea de estar en el mundo audiovisual. No restaré ningún mérito al arte que tiene el manejar una cámara o hacer el montaje de una película, pero todo requería una parte técnica que me hastiaba y me producía una sensación poco gratificante y algo incómoda. Pese a ser mi vocación de siempre, no notaba que era realmente lo que quería hacer en un futuro, aunque sí es cierto que había muchas cosas que me seguían fascinando de ese mundo.

Con mi blog, Generación GHIBLI, me empecé a dar cuenta de que internet y las redes sociales en particular, me ofrecían una variante sorprendentemente interesante respecto a lo que siempre me había gustado. Ya expliqué que inicialmente mi falta de experiencia en el manejo de un blog con redes sociales derivó en la idea de aplicar mis conocimientos de audiovisuales y todo ese bagaje vital aprendido sobre análisis de audiencias, y la verdad es que funcionó muy bien.

Por eso pienso mucho en la gran relación que mantiene el mundo audiovisual, especialmente el televisivo, con las redes sociales y que no veo tan explotada como quizás debería. Hay mucho de lo que tirar en ese sentido, y sobre lo que reflexionar a la hora de utilizar técnicas de marketing en Social Media.

La relación del lenguaje audiovisual, el conocimiento del público en forma de datos de audiencia y la creatividad de la ficción aplicada a las redes sociales y al Social Media es, muy probablemente, una combinación ganadora que puede dar muchas alegrías a quien la ponga en práctica con conocimiento y acierto. Yo no creo que sea el que más sabe sobre esto, ni mucho menos, pero humildemente siempre creí que era una buena opción.  A veces lo apliqué con torpeza, otras con más acierto, pero siempre lo he tenido presente como el formato adecuado para hacer funcionar la retroalimentación del blog con sus redes sociales (en mi caso, Twitter y Facebook, aunque tanteando nuevas opciones siempre). Y evidentemente lo hice porque me dí cuenta de que funcionaba, y quizás es una fórmula mejorable, pero a tener en cuenta.

 

Álvaro López. Estudiando Community Management en Aula CM

@alvarolopez0101

¡Escríbeme! alvarolm85@gmail.com


El Blog de José Facchin

Hablamos sobre técnicas de Blogging, SEO, Marketing Online, Social Media, Marketing de contenidos y eCommerce.

Sonia Cea Quintana

Realismo para soñadores

Estrella Criado

Documentalista, apasionada de las redes sociales y aspirante a Community Manager. Búsqueda activa de trabajo.

Andrea Magnelli

Community Manager en Construcción

Enlaza2 Comunicación

Comunicación On y Off line, Web 2.0, Marketing Online, Social Media, Diseño Gráfico y Web

Madera de Bloggera

Rincón del principiante Community Manager

Chic&Roll

The greatest WordPress.com site in all the land!

Como ser CM y no morir en el intento

Pasión por el universo social media

GRUñidos

El punto de vista de una Groupie semi-profesional sobre la Música y todo aquello que tenga que ver...

Jose Casabella

Comunity Manager

En busca de la diferencia

Jugando a ser Community Manager. Raquel López

adrianamballesteros

Community Manager en ciernes, deseando compartir y aprender sobre social media. Amante del arte y aficionada a la fotografía, el yoga y la escalada.

vivotrini

Sociales al cuadrado. Redes y Trabajo Social

Descubriendo a un Community Manager en ti

Si crees que es posible lo lograrás...

mediakaty

Noticias sobre comunicación