5 consejos para no perderte en tu propio laberinto Social Media

Si algo he aprendido en los últimos años es a relativizar. Eso, aplicado a las redes sociales, es simplemente no dejarte engullir por los números o por movimientos inesperados, saber llevar con naturalidad y mucho sentido común lo que tienes entre manos. Ya he hablado de mi blog y de su éxito en las redes sociales, pero… ¿cómo se manejan unas redes sociales con un número relativamente importante de seguidores sin caer en errores estúpidos? Mi experiencia es esta:

Puedes acabar así de camino a Mordor

Más agobiado que Frodo en una joyería. Puedes acabar así de camino a Mordor

 

1.- No te agobies

Una de las cosas que me preocupaba del elevado crecimiento de seguidores de mi fan page de Facebook era si podía ofrecer un buen contenido a tanta gente, y si sería capaz de mantenerlo y estimular la participación igual con 1.000 seguidores que con más de 10.000. No me fue tan fácil llegar a la conclusión de que el trabajo ya estaba bien hecho anteriormente, y por tanto no había que hacer nada por adaptarlo a un mayor número de seguidores.

 

Experimentos, los justos

Experimentos, los justos

 

2.- No tienes que dar más, sino seguir dando lo mejor

Uno de los errores habituales al ver que el crecimiento de una de tus redes sociales es imparable es el creer que tienes que hacer más. Y no. La gente se une a tu página porque le gusta lo que haces, no porque esperen más. Seguramente el secreto sea seguir haciéndolo bien. Si antes gustaba a un grupo de gente, si ese grupo de gente crece pero tiene los mismos intereses, seguirá gustando. Lo importante no es aumentar el volumen de publicaciones, sino seguir siendo constante y exigente contigo mismo y lo que publicas.

 

Comparte antes de que te caigas con todo el equipo

Comparte antes de que te caigas con todo el equipo

 

3.- Cuatro ojos ven más que dos

De eso me di cuenta pronto, y tras año y medio de blog en solitario con una alta actividad y un buen posicionamiento entre la gente interesada en  el tema que proponía, noté el típico “mal del bloguero”, que se harta de todo y se siente tan súmamente presionado por el crecimiento de su página y su querer hacer más, que decide dejarlo de lado. Así mueren multitud de proyectos. Y yo no quería que lo que me costó tanto esfuerzo posicionar se quedara por el camino. Y más siendo sobre un tema del cual me seguía gustando escribir. Así que busqué colaboración, al principio infructuosamente pero, no sé si por suerte o por alineación cósmica de los astros, encontré una persona (Marta García) en la que depositar mi confianza y exigencia con la continuidad del blog y sus redes sociales. Un punto de inflexión fundamental para continuar creciendo. Si se encuentra a la persona adecuada, puede marcar un antes y un después en un buen proyecto para hacerlo llegar muy lejos.

 

En la vida tiene que haber de todo

En la vida tiene que haber de todo

 

4.- Dar lo que le gusta a la gente, pero también dar calidad y variedad

Uno tiene que tener claro lo que quiere ofrecer y cuál debe ser su tipo de público, y ante todo no dejarse llevar por el “Me gusta” o el “retweet” fácil. Lo fácil, a la larga, puede desvirtuar el público al que quieres llegar. Es bueno apostar sobre seguro con publicaciónes que siempre funcionan, pero es mejor aún ofrecer contenidos interesantes, aunque algunos sepas que no llegarán a tanta gente. Eso, al final, crea una fidelidad y un feeling con muchos tipos de público que te interesan, cosa que recurriendo a lo fácil probablemente se perdería por el camino.

 

Aplicar el sentido común no siempre es fácil

Aplicar el sentido común no siempre es fácil

 

5.- Sentido común, sentido común y sentido común

Las extravagancias déjaselas a otros (si no es eso lo que buscas, claro). Nunca pierdas los papeles ni te dejes llevar por “el más grande todavía”. Todo tiene su momento y uno de los grandes secretos del éxito en Social Media es probablemente aplicar el sentido común y la lógica más racional de manera inequívoca. Si una cosa es A y se debe responder con B, responde con B, no busques la C y ni mucho menos la Z. Esto no significa ser restrictivos ni estar encorsetados a ningún patrón, es simplemente actuar con normalidad. Es sencillo, tan sencillo que no muchos lo hacen. Y se equivocan continuamente por buscarle tres pies al gato, por involucrarse en peleas absurdas o por tomar malas decisiones sin sentido en búsqueda de una originalidad que no viene a cuento.

Tan solo se trata de conocer bien lo que haces y actuar en consecuencia. Ni más ni menos. ¿Por qué es tan difícil? Porque mucha gente cree saber más de lo que realmente sabe.

 

 

Álvaro López. Estudiando Community Management en Aula CM.

@alvarolopez0101

Anuncios

Un mundo por descubrir

Desde que terminé de estudiar comunicación audiovisual sin encontrar ninguna salida laboral factible, estuve mucho tiempo pensando en un futuro para mí. Teniendo en cuenta que era algo vocacional y que desde siempre me había interesado el mundo del cine y la televisión, la comunicación en general, se me hacía difícil buscar un nuevo rumbo que cambiara las tornas de lo que siempre me había marcado como objetivo y que por diferentes circunstancias no se daba la posibilidad.

 

Casi por casualidad me convertí en una especie de Community Manager de mi propio blog e intenté aplicar conocimientos de audiovisuales y cierta estrategia de marketing poco domesticada adaptada de mis propias experiencias e interés de siempre por temas de comunicación, sin mucha seguridad de que eso pudiera funcionar o fuera aplicable. En cualquier caso puse mucho sentido común y lógicas aplastantes, me fijé bien en lo que hacían los que sabían y sobre todo, en las malas decisiones y errores manifiestos de otros, para no cometerlos.

Al final mi estrategia era tan simple como una combinación de afición y entusiasmo por el tema sobre el que escribía, y una forma de comunicación social fiel a los aciertos y errores que había aprendido desde siempre. Y salió bien.

 

De apenas 2500 seguidores en Twitter y 1500 en Facebook en diciembre a los casi 5000 y más de 11000 actuales respectivamente, en tan solo 6 meses. Daba para pensar en que algo se estaba haciendo bien

 

Es entonces cuando, animado por otras personas a las que le llamaba la atención el buen funcionamiento social de un blog sobre un tema muy reducido y surgido de la nada, me decían que quizás podía encajar bien como futura salida en el tema de las redes sociales y el Community Mangement. No estaba muy convencido, busqué mucha información, alguna bastante desalentadora como la poca consideración que se le tiene actualmente como trabajo y sus sueldos irrisorios, y otras más interesantes como el auge que está viviendo el tema y un futuro esperanzador, especialmente en un país que tiende a la depresión continua como es el nuestro.

Entonces cuando me encontré con la web de Aula CM, tras muchas búsquedas de algo adecuado para mí. Me pareció interesante lo que vi y no lo dudé demasiado. Era el momento y la oportunidad. Y me convenció lo suficiente como para no dudar.

 

Es mucho más complejo… xD

 

El primer día en Aula CM se disipó cualquier mínima duda que pudiera tener, primero viendo el ambiente y los compañeros, y luego ya metido en materia con el ordenador y la clase, aprendiendo de cada palabra de Bruno y Fernando, los profesores y profesionales del sector, así como de los propios compañeros, cada uno con sus experiencias y sus motivaciones para estar ahí y querer saber más. La verdad es que me sorprendió gratamente.

Tanto el primer día como el segundo, me fui dando cuenta de que el Community Management en el fondo es algo que tiene mucha relación con mis intereses, es una especie de combinación entre la búsqueda de herramientas y estrategias muy similares a las utilizadas en el mundo audiovisual, y una fuente de conocimiento para la comunicación social por internet como la que llevo yo en mi blog.

 

Y algo que destaco sobre todo de los primeros días es que siempre, siempre, siempre se aprende. Y eso es algo que no suele pasar, o no siempre tienes esa sensación cuando te metes de lleno a estudiar algo o a interesarte por un posible futuro profesional que se aparta de lo que esperabas. Así que muy feliz de lo conocido hasta ahora y con ganas de conocer más, y ver hacia donde me lleva este camino que he descubierto que me interesa más de lo que creía.

 

¡A seguir! :-)

 

Álvaro López


Al amanecer

Para empezar con las pruebas del blog, una de esas canciones indies que algunos odian y otros aman (amamos), y que empezaron una especie de subgénero en España. ¡Los míticos Fresones Rebeldes! Imprescindibles para entender una época.

“No es que me emocione otro amanecer, es que es el primero en que me vienes a ver…”

Ya tendremos tiempo de hablar de social media… xD

Un saludo!


El Blog de José Facchin

Hablamos sobre técnicas de Blogging, SEO, Marketing Online, Social Media, Marketing de contenidos y eCommerce.

Sonia Cea Quintana

Realismo para soñadores

Estrella Criado

Documentalista, apasionada de las redes sociales y aspirante a Community Manager. Búsqueda activa de trabajo.

Andrea Magnelli

Community Manager en Construcción

Enlaza2 Comunicación

Comunicación On y Off line, Web 2.0, Marketing Online, Social Media, Diseño Gráfico y Web

Madera de Bloggera

Rincón del principiante Community Manager

Chic&Roll

The greatest WordPress.com site in all the land!

Como ser CM y no morir en el intento

Pasión por el universo social media

GRUñidos

El punto de vista de una Groupie semi-profesional sobre la Música y todo aquello que tenga que ver...

Jose Casabella

Comunity Manager

En busca de la diferencia

Jugando a ser Community Manager. Raquel López

adrianamballesteros

Community Manager en ciernes, deseando compartir y aprender sobre social media. Amante del arte y aficionada a la fotografía, el yoga y la escalada.

vivotrini

Sociales al cuadrado. Redes y Trabajo Social

Descubriendo a un Community Manager en ti

Si crees que es posible lo lograrás...

mediakaty

Noticias sobre comunicación